Bolonia, gua para Erasmus

Bolonia es la ciudad universitaria por excelencia en Italia

Bolonia es la ciudad universitaria por excelencia en Italia. Los numerosos estudiantes, locales y foráneos, que campan a sus anchas por este lugar, hacen de Bolonia una ciudad joven y efervescente, con locales abiertos hasta tarde y una marcha envidiada en otros puntos del país. Si estás en Bolonia de Erasmus (o te estás planteando irte), aquí van algunas sugerencias, consejos y direcciones que no pueden faltar en tu agenda.

Una universidad con solera

Para empezar, aunque como buen Erasmus la pises poco, debes saber que la Universidad de Bolonia es una de las grandes universidades europeas, y también la más antigua. Otros templos del saber, como las universidades de Oxford, París o Salamanca, fueron creadas teniendo a Bolonia como modelo. Ahí queda eso.

Si te matriculas allí debes saber que Dante y Petrarca, por citar sólo un par, fueron también alumnos de esta universidad que cuenta entre su profesorado con intelectuales de la talla de Umberto Eco (sí, el de El nombre de la rosa) o Romano Prodi, ex-primer ministro italiano.

Peroni & Moretti

Hay apellidos ilustres que todo buen Erasmus acaba conociendo antes o después. Concretamente se trata de Peroni y Moretti, dos de las marcas de cerveza más populares en Italia.

En Bolonia es costumbre reunirse en las plazas para beber cerveza, que suele comprarse en alguno de los numerosos ultramarinos regentados por paquistaníes. Es el equivalente al botellón, pues en Italia no son habituales las bebidas de alta graduación, se conforman con vino y cerveza. Las dos plazas más frecuentadas por los estudiantes son Piazza Verdi (especialmente al salir de clase) y Piazza Santo Stefano (los fines de semana por la noche).

Comer bien (y barato)

Bolonia tiene fama de ser una de las ciudades de Italia donde mejor se come. Y es cierto. Cualquier Erasmus acabará probando la famosa mortadella, la pizza al taglio, los tortellini in brodo, el parmiggiano, los crescentine y, cómo no, los tagliatelle al ragù (lo que nosotros llamamos salsa boloñesa).

Uno de los restaurantes preferidos por los estudiantes es Osteria dell'Orsa (Via Mentana, 1), un local de dos pisos que se encuentra muy cerca de la zona universitaria, en pleno centro da la ciudad. Es el sitio perfecto para degustar cocina local a un precio más que razonable. Así que si estás pensando en comer bien sin que se resienta el bolsillo, puedes echarle un vistazo a nuestro artículo sobre restaurantes baratos en Bolonia.

El aperitivo

Si estás de Erasmus en Bolonia tardarás poco en descubrir uno de los secretos peor guardados de la ciudad: el aperitivo.

Al contrario de lo que cabría pensar, el aperitivo boloñés no es el típico picoteo de antes de la comida, sino una cena temprana, con la peculiaridad de que sólo se paga por la bebida. Prácticamente todos los locales de la ciudad, a eso de las siete de la tarde, colocan unas mesas donde sirven todo tipo de platos, más o menos elaborados: pizzas, carnes, ensaladas, pasta, fiambres. Los comensales sólo deben llenar el plato con lo que más les plazca.

Esta costumbre gastronómica, tan arraigada en Bolonia, es muy utilizada por los jóvenes para cenar abundantemente y por poco dinero. Es muy popular el aperitivo del Caffè Zamboni (Via Zamboni, 6), en pleno epicentro universitario. No te pierdas tampoco el de Tamburini (Via Caprarie, 1) y el de Zanarini (Piazza Galvani, 1).

Viajes de ida y vuelta

Una de las principales actividades de un buen Erasmus es viajar todo lo que pueda durante el tiempo que dure la beca. Y para eso Bolonia es el sitio adecuado, porque se trata de uno de los principales nudos de comunicaciones de Italia. La Stazione Centrale de Bolonia es la quinta estación ferroviaria más grande de Italia y una de las de mayor tráfico del país. Por ejemplo, Florencia, está a sólo una hora de tren, igual que Pádova o Verona. En una hora y media nos plantamos en Venecia o San Marino, y en dos horas llegamos a Milán, Pisa o Roma.

Y si tenemos ínfulas de Marco Polo, podemos echar mano del Aeropuerto Internacional Guglielmo Marconi, a tiro de piedra de la ciudad, para plantarnos en cualquier capital europea, ya que la mayoría de compañías low cost operan desde allí.

Por otro lado, el Erasmus sabe que antes o después acabará acogiendo en su casa a familiares y amigos que, con la excusa de verle, aprovechan para hacer un viaje relámpago y de paso conocer la ciudad. Y para eso Bolonia es perfecta: una ciudad preciosa y llena de atractivos que puede verse en unas horas. Así que como seguramente deberemos hacer de cicerone en más de una ocasión, nos conviene tener preparado un tour para ver Bolonia en un día.

La ciudad de icis

Si en algo se nota que Bolonia es una ciudad universitaria es en el zumbido constante de las bicis sobre los adoquines. Sea la hora que sea, en cualquier calle o plaza verás a alguien montando en bicicleta, el medio de transporte más popular en la ciudad. Por tanto, lo primero que debe hacer un buen Erasmus es agenciarse una bici. Podemos comprar una nueva (aunque no lo recomendamos, pues lo más probable es que te la roben) o acudir al mercado de segunda mano, donde suele haber una elevada oferta de bicis usadas, pues cada Erasmus que deja la ciudad, vende su bici antes de irse.

Hemos dicho que los robos de bicicletas están al orden del día (sobre todo si tienen buena pinta), y sería bastante raro que la misma bici te durara todo un año. Si desaparece tu bicicleta, acércate a la Piazza Verdi, pues seguramente alguien intentará vendértela.

Fiebre del sábado noche

Como corresponde a una ciudad universitaria, las noches en Bolonia suelen ser más largas que en otras ciudades italianas. Cuando el tiempo acompaña los jóvenes se congregan bajo los soportales de la Piazza Santo Stefano para beber cerveza y pasar el rato; y cuando el frío aprieta, los estudiantes peregrinan de local en local buscando aquél que cierre más tarde.

El Corto Maltese (Via del Borgo di San Pietro, 9) es todo un clásico en la ciudad, igual que Arterìa (Vicolo Broglio, 1/E), en pleno centro. Si eres del rollo alternativo no puedes dejar de acudir a Covo Club (Viale Zagabria, 1), donde han actuado grupos como Franz Ferdinand, Calexico o The Libertines. Está a las afueras y vale la pena ir en coche. Y en nuestro repaso a los locales más famosos de Bolonia no puede faltar Kinki Club (Via Zamboni, 1), un lugar muy popular entre los más noctámbulos.

Una ciudad por descubrir

Cuando nuestro año Erasmus toque a su fin, probablemente descubramos que se nos ha quedado algo en el tintero, porque aunque Bolonia es una ciudad relativamente pequeña (tiene aproximadamente la misma población que Alicante), siempre habrá alguna encantadora iglesia o una plazuela escondida que se nos haya quedado por ver.

Y es que tras un tiempo en la ciudad, aunque todo el mundo tenga claro cuáles son las principales atracciones de Bolonia, son muchos los que se marchan sin haber subido al Santuario de Nuestra Señora de San Luca, por ejemplo, que es uno de los lugares con más encanto de la zona, o sin haber conocido los siete secretos de Bolonia.

En una ciudad medieval como ésta, pródiga en historias rocambolescas y leyendas urbanas, siempre queda algo por descubrir. Y por tanto, siempre habrá un motivo para regresar.

ソUna gua de Bolonia?

Gua de Italia de Lonely Planet

En la nueva edicin Lo mejor de Italia, de Lonely Planet, se encuentra la gua m疽 completa sobre Bolonia. Qu ver, qu hacer, dnde comer... Expertos viajeros te llevan de la mano a trav駸 de una de las ciudades m疽 bellas de Italia. 。Ll騅atela!

ソBuscas hotel barato en Bolonia? MIRA AQUヘ

Plato de pasta al rag
10 restaurantes baratos en Bolonia
Si estás de viaje por Bolonia o eres un Erasmus con la nevera vacía, aquí van 10 restaurantes donde comerás bien y por poco dinero.
Los siete secretos de Bolonia
Bolonia, como buena ciudad medieval, está plagada de leyendas y lugares secretos, ¿quieres conocerlos?
ソQu ver en Bolonia?
Si estás pensando en hacer una escapada a Bolonia, aquí van los 10 lugares que no puedes perderte.